Las redes Wifi son las más cómodas y prácticas para tener en tu hogar, pero no siempre rinden con la potencia ni ofrecen realmente la conexión óptima por problemas de cobertura. No obstante, hay muchas prácticas para que la conexión de nuestra red Wifi tenga una señal lo más próxima posible a su capacidad máxima.

Aquí te dejamos siete consejos que te ayudarán a conseguir la mejor señal posible.

Cómo mejorar el rendimiento de tu red Wifi

  • La posición del router es muy importante. Hay que evitar ante todo ponerlo lejos de nuestras zonas en las que más frecuentemente nos solemos conectar y situarlo en una posición central en dicha estancia.
  • Influye en buena medida el alejar el router de objetos que pudieran interferir en su señal como radios, móviles, consolas con Bluetooth…
  • Trata de evitar que haya obstáculos intermedios entre tu router y tus dispositivos Wifi, sobre todo de mobiliario.
  • Los repetidores pueden ayudar a mejorar la amplitud de la señal si te fuera necesario, aunque su influencia en la calidad de la misma no es muy considerable. Además, si la señal original no es óptima estos pueden no funcionar correctamente.
  • Las antenas que vienen en los routers de forma predeterminada son omni direccionales, es decir, expanden una misma señal hacia todas partes. Si vas a usar Internet en una misma zona, quizá te interesara cambiar la antena por una direccional, que focalice la señal a una zona específica para mejorarla.
  • Utilizar siempre un cifrado WPA2. Si tu router utiliza WEP o TKIP no podrás obtener altas velocidades del protocolo 802.
  • Actualiza el Firmware ya que en muchas ocasiones soluciona fallos y añade nuevas tecnología. Infórmate bien de cómo proceder y, por si acaso, guarda la anterior configuración también.