El coronavirus ha tenido incidencia en todos los sectores de la sociedad. Y la tecnología, pese a ser de gran ayuda durante esta crisis en la que aún estamos inmersos, no escapa a sus efectos. Pese al teletrabajo y la conectividad que imperan hoy en día, muchos proyectos se han pospuesto. Es el caso del segundo dividendo digital, inicialmente previsto para junio.

Ponte en contacto con nosotros y te informamos de todo: DIVIDENDO DIGITAL 2020

¿Qué es el dividendo digital?

El segundo dividendo digital es un proceso destinado a liberar la banda de los 700 megahercios para que pueda ser utilizada por la tecnología del 5G. Esto supone una migración de los canales de TDT que actualmente se alojaban en dicha banda para que las nuevas redes de telecomunicaciones ocupen ese lugar.

La Unión Europea determinó que este movimiento tenía que producirse antes del 30 de junio. Era un paso necesario para asegurar el rápido despliegue de las redes 5G en todo el territorio. Sin embargo, la situación generada por la crisis del coronavirus alteró los planes.

Al poco tiempo de entrar en vigor el estado de alarma, España dio la voz de alerta. Avisó a la UE de que, en vista del panorama que se avecinaba, sería difícil cumplir con los plazos inicialmente previstos. Las medidas de distanciamiento y especialmente las restricciones a la movilidad ralentizaban la ejecución de todos los trabajos necesarios.

Ante esta propuesta la UE tuvo en cuenta lo expuesto. De este modo, el Consejo y el Parlamento Europeo acordaron fijar una nueva fecha límite: el próximo 31 de octubre.

¿Qué efectos tiene este retraso?

En principio esta decisión no va a tener consecuencias importantes más allá de postergar unos meses el despliegue del 5G, tecnología encaminada a mejorar sensiblemente la conectividad entre dispositivos y, por ende, nuestra calidad de vida. Además, no tendrá efecto visible alguno en nuestros televisores.

Tampoco genera cambios en la parrilla televisiva. Ni se eliminan canales de la TDT ni surgen otros nuevos. Simplemente se modifica la frecuencia de la banda en que se alojan.

Pero si que permite a todos aquellos que todavía no hayan adaptado su antena colectiva a tener un valioso tiempo adicional.

¿Podré seguir viendo la televisión como hasta ahora?

Por supuesto, la televisión podrá seguir viéndose con total normalidad a través de la antena colectiva de los edificios –o la propia en las viviendas unifamiliares–. Simplemente, habrá que realizar ajustes en las comunitarias en el caso de muchas de las provincias españolas.

Realizado esto, una simple resintonización de los televisores será suficiente. Tarea sencilla al alcance de prácticamente cualquier usuario, pero que también se puede encomendar a un técnico especialista.

No hagas cábalas pensando si todo está bien ni busques el manual de tu televisor. Habla con un profesional de confianza que te informe de todo lo que necesitas hacer y adaptar para estar preparado para la llegada del 5G. Ponte en contacto con nosotros y te informamos de todo: DIVIDENDO DIGITAL 2020

Pero ¿nos afecta a todos?

La respuesta, a priori, es sí. Todos los domicilios y ubicaciones que cuenten con un televisor tendrán que adaptarse. Eso sí, mientras que los edificios se verán obligados a cambiar los equipos, las viviendas unifamiliares solo tendrán que resintonizar los canales. Un profesional podrá informarte de tu caso en concreto y así no tendrás que preocuparte por nada más.

¿Quieres saber si tu antenista puede pedir la subvención?

Si quieres saber si tu antenista puede pedir las ayudas para el segundo dividendo digital, aquí te explicamos como saberlo: ¿Cómo saber si un instalador puede pedir las ayudas del segundo dividendo digital?

En Hercam estamos acreditados para solicitar las ayudas del segundo dividendo digital. Ponte en contacto con nosotros y te informamos de todo: DIVIDENDO DIGITAL 2020

Una mejor calidad de imagen

Aunque esta modificación tiene lugar con el objetivo primordial de facilitar la comentada integración del 5G, también ayudará a que la imagen llegue de manera más nítida y clara. Aunque es un cambio que, en muchos casos, apenas será perceptible, gozaremos de HD en todos los canales de la TDT. Se pone así fin a las emisiones estandarizadas.

¿En qué salimos ganando?

Al ser la tecnología 5G la principal impulsora de este cambio, será en las telecomunicaciones como más y mejor percibamos los efectos los usuarios:

  • La telefonía móvil gozará de un mayor número de frecuencias.
  • La velocidad de internet aumentará y disfrutaremos de unos servicios de más calidad.
  • Tendremos mejores prestaciones en dispositivos como los wearables, que analizarán en tiempo real nuestro estado de salud.
  • Surgirán servicios nuevos para el hogar relacionados con la conectividad o la domótica.

Estamos, en definitiva, ante un segundo dividendo digital mucho más revolucionario que su predecesor de 2015. Nos comunicaremos de una manera más veloz y eficaz, y eso no es todo. La Unión Europea sigue trabajando a velocidad de crucero para aprovechar todo lo que el internet de las cosas puede hacer por nosotros. Por ello, no tardaremos demasiado en ver un tercer dividendo digital, previsto para finales de esta década.

Ponte en contacto con nosotros y te informamos de todo: DIVIDENDO DIGITAL 2020