El plazo para la resintonización TDT ya ha comenzado y estará vigente hasta el próximo 1 de enero de 2015. La comunidades de propietarios de todos los municipios y capitales de España, desde Cedillo a Alfafar, tendrán que contactar con su antenista de confianza para comenzar la adaptación de las antenas a la nueva normativa. De esta forma, el mundo de las telecomunicaciones se ve de nuevo sometido a una reestructuración. El principal motivo es dejar libre parte de la frecuencia que usan algunos canales de televisión para que estén disponibles para la telefonía móvil, mejorando la cobertura 4G, en especial, en lugares hasta ahora problemáticos como es el caso de edificios y zonas rurales aisladas.

Breve repaso por la trayectoria de la TDT en España

El 29 de julio de 2005 el Gobierno de España aprueba el texto del Plan Técnico Nacional de la Televisión Digital Terrestre que, entre otras medidas, adelantaba el histórico apagón analógico desde el 2012 al 3 de abril de 2010. El objetivo era mejorar la recepción de la señal, llegando a la difusión en HD de algunas emisoras, aumentar el número de canales y su funcionalidad, y ampliar la extensión de la cobertura de la televisión. La fecha final en la que se produjo fue el 30 de marzo de 2010.

Se asignaron las siguientes frecuencias:

  • 830 a 862 MHz (Canales 66 a 69): Para canales que emitían en todo el ámbito nacional y que no realizaban desconexiones territoriales por Comunidades Autónomas.
  • 758 a 830 MHz (Canales 57 a 65): Para canales que realizan desconexiones territoriales entre Comunidades Autónomas o canales autonómicos con capacidad de realizar desconexiones territoriales de ámbito provincial.
  • 470 a 758 MHz (Canales 21 a 56): Para canales de televisión locales y canales de ámbito insular que cubran los archipiélagos canario y balear.

Además, con el apagón analógico ya consumado, las frecuencias que estos usaban quedaron libres y disponibles para su reasignación.

 

Razones para realizar el cambio

Las redes móviles con tecnologías 4G empezarán a usar el espectro de frecuencias que abarcan desde los 790 MHz a los 862 MHz. Teniendo en cuenta el uso que hasta ahora se hacía, esto se traducen en que todos los canales con emisión de ámbito nacional exclusiva y algunos de los canales que realizan desconexiones autonómicas o provinciales, tendrán que cambiar la frecuencia a la que emiten.

Dividendo Digital es la palabra que va a ser usada para definir el proceso de reducción del rango de frecuencias que se utilizarán para la Televisión Digital Terrestre y la asignación de dichas frecuencias a los servicios de comunicaciones móviles.

El cambio: diferencias entre particulares y grandes comunidades de vecinos

Aunque ya suena en la calle palabras como re-antenización, la realidad es que no es necesario cambiar las antenas en general, sino que la actuación se llevará a cabo sobre los amplificadores que son necesarios para que la señal de la TDT llegue a los televisores particulares.

Los amplificadores son de 3 tipos:

  • Banda Ancha / Todo banda: Amplifican todas las frecuencias por igual y son más usados en hogares particulares o pequeñas comunidades con recorridos de cable cortos.
  • Programables: Son las que se suelen usar en comunidades de hasta 30 vecinos, aunque en la práctica suelen ser de entre 15 ó 20.
  • Monocanales: Obligatorios por ley en comunidades de más de 30 vecinos. Se instalan módulos monocanales que amplifican individualmente cada canal o, en ciertos casos, algunos grupos de canales contiguos.

En una primera fase, los amplificadores todo banda / banda ancha y programables no requerirán ninguna actuación. Ahora bien, cuando compañías de telefonía móvil empiecen a emitir en las frecuencias hasta ahora reservadas a la TDT, es muy posible, dependiendo de la orientación de la antena, que se produzcan interferencias que puedan ser amplificadas. La consecuencia será la necesidad de instalación de un filtro para las frecuencias altas.

En el caso de los amplificadores programables, se configura para que descarte los canales que van a ser usados por la red móvil con tecnología 4G y , en el último caso, habrá que eliminar los módulos de los canales pertenecientes a las frecuencias que usurparán las redes móviles y, por otra parte, será necesario instalar nuevos módulos para los nuevos canales. Estos dos casos no se verán afectados cuando comiencen la ocupación de las frecuencias con tecnologías 4G.

El Gobierno hizo público el pasado 8 de octubre el esquema de subvenciones que concederá a las comunidades de vecinos para la adaptación de su infraestructura de captación de TDT. Estas subvenciones dependen del tipo de adaptación que haya que realizar, según el sistema de antena colectiva y amplificador que tenga instalado la comunidad de vecinos. Infórmate en nuestra página con los presupuestos de adaptacion al dividendo digital.

 

El instalador, verdadero protagonista del cambio

Instalación y reparación de antenas, instalación de antenas en comunidades de vecinos, configuración de la TDT, son algunas de las funciones que realizan estos profesionales. Ahora, mediante el Real Decreto 805/2014 del 19 de septiembre, que incluye el nuevo Plan Técnico Nacional de ordenación de la Televisión Digital Terrestre y un Plan de Actuaciones para la liberación del Dividendo Digital, se convierten en los aliados de las comunidades de vecinos que necesitan de una resintonización y/o actualización de instalaciones de Televisión Digital Terrestre.

Un instalador de confianza será necesario para llevar a cabo el proceso en las comunidades de vecinos que así lo requieran. Es muy importante contactar con el instalador lo antes posible para concertar una visita y hacer un estudio de cada caso particular para que realice la adaptación. Y hay que realizarlo lo antes posible porque, con unos escasos dos meses para la adaptación al nuevo sistema, el tiempo del que dispondrán estos profesionales e incluso las piezas que necesitan para la adaptación  van a convertirse en recursos limitados y altamente demandados.